La Universidad Tecnológica (UTEC) inaugurará su Instituto Regional en Fray Bentos a fines de agosto y brindará carreras de mecatrónica, informática y algunos cursos con componente virtual o a distancia.

utec

El Instituto Tecnológico Regional en Fray Bentos contará con 2.500 metros cuadrados de construcción y abrirá sus puertas a fines de agosto próximo.

Se trata de una inversión que capital propio incluido en el Presupuesto nacional, una donación de 4 millones de dólares que realizó la empresa UPM y un contribución de equipamiento de China por un valor de 3.5 millones de dólares.

Dicho equipamiento de origen chino “respaldará las carreras de mecatrónica e informática, además de cursos con componente virtual o a distancia”, dijo el director de la Universidad Tecnológica (UTEC), Rodolfo Silveira.

Remarcó que en el predio del ex Frigorífico Anglo se ofrece la carrera de “mecatrónica”, la cual conjuga electrónica, informática y robotización.

En el año 2017 se habilitarán dos carreras más: “Tecnicatura en informática, presente en Durazno y para la que hay gran demanda en Fray Bentos, y jazz y música creativa”.

UTEC comenzó en 2014, en la actualidad cuenta con casi 400 estudiantes en seis carreras, dos en Colonia, una en Fray Bentos, una en Paysandú y dos en Durazno.

Hasta el momento fueron edificados unos 4.000 metros cuadrados.

Demandas del interior

Silveira destacó que las carreras de la UTEC “responden a las demandas territoriales en el interior”.

La mayoría de las carreras tienen dos tramos: Uno de tecnólogo y uno de ingeniero para que haya una salida laboral intermedia si el estudiante quiere ingresar al mundo del trabajo o tener su propio emprendimiento. Para ser tecnólogo se llega en tres años y a ingeniero en cinco años.

“Al ser una universidad ubicada en el interior y donde sus estudiantes viven en la región, los programas de estudio incluyen componentes virtuales para no hacer viajar todos los días a los alumnos, ya que muchas veces en el interior es más difícil moverse de una ciudad a otra”, remarcó.