Imagen ampliada.

 

“Sembrando experiencias en las tierras del Ceibal’ es una publicación sobre prácticas exitosas en clases, desde inicial a formación docente”, señalo la consejera del Codicen de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Laura Motta. En su contenido se visualizan logros de 24 proyectos seleccionados entre sesenta en el tercer concurso de prácticas educativas con tecnologías de la educación.

Este viernes en la Torre Ejecutiva fue presentada la publicación “Sembrando experiencias, en las tierras del Ceibal”, promovida por el Departamento de Tecnologías Educativas del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). En la ocasión se le entregaron certificados de reconocimiento a los estudiantes participantes de los proyectos más destacados.

Según resaltó la consejera Laura Motta, este proyecto es el resultado de compartir buenas prácticas con uso de tecnologías, mediante el programa “Sembrando experiencias”; iniciado en 2009.

Las experiencias fueron seleccionadas por docentes referentes en la temática y asistentes en educación. Fueron elegidos 24 trabajos entre los casi sesenta que se registraron a partir del trabajo colaborativo de docentes, alumnos y comunidades. Las prácticas fueron clasificadas en cinco ejes temáticos: arte, ciencias naturales, ciencias sociales, lengua, matemática.

Entre las vivencias resaltadas en la presentación se incluyen trabajos de niños de 3 y 5 años que crearon los contenidos de su propia biblioteca virtual de cuentos; y alumnos adultos de cuarto años de formación docente, que efectuaron tareas colaborativas mediante Wikipedia.

También se visualizan relatos sobre trabajos desde niños con necesidades educativas especiales debido a limitaciones motrices y liceales de diferentes localidades con un proyecto multidisciplinario que involucra informática, robótica, biología, matemática, geografía, idioma español e inglés sobre la conservación de yacarés, especie en peligro de extinción.

La publicación sintetiza además creaciones de videojuegos, tanto a nivel de primaria como secundaria.

Motta indicó que la relación entre educación y tecnología es un valor resaltable en Uruguay. Además subrayó que estas experiencias representan desafíos que contribuyen con el desarrollo de conocimiento.